El Concejo Deliberante de Chascomús sellaría en abril una resolución contra el ingreso irrestricto de Farmacity a la Provincia

Tras el planteo de la Filial Chascomús del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, el Honorable Concejo Deliberante comparte la preocupación, rechaza los intentos de Farmacity de ingresar a Buenos Aires sin ningún tipo de restricciones y reclama la estricta sujeción a la norma provincial que data de 1987.
Tras planteo de la Filial Chascomús del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires ante un nuevo intento de la empresa Farmacity de vulnerar la Ley Provincial 10.606, el Honorable Concejo Deliberante del Municipio de Chascomús presentó un Proyecto de Resolución firmado por todos los ediles que se tratará en las Sesiones Ordinarias que comenzarán en abril.

Bajo el título “El HCD expresa su voluntad de que no se vulnere la Ley 10.606” y el visto “La preocupación e inquietud del Colegio de Farmacéuticos de nuestra ciudad ante la vulneración de la Ley 10.606”, los concejales adelantaron a través del Proyecto de Resolución su opinión respecto de la problemática, que no es otra que el respeto a la norma provincial que data de 1987.
En sus considerandos, el Concejo Deliberante señaló que “…la preocupación expresada por el Colegio de Farmacéuticos…se funda en los reiterados intentos de grandes cadenas multirubro, con autorización para vender medicamentos, por entrar a la Provincia de Buenos Aires sin restricciones”.
Ya en el año 2012 Farmacity comenzó un juicio con la intención de romper los parámetros que establece la Ley 10.606 para instalar una farmacia en tres aspectos claves: la distancia de 300 m, la densidad poblacional –una farmacia cada tres mil habitantes- y la prohibición de funcionar bajo el paraguas de la figura sociedad anónima.
Esta acción judicial fue rechazada por la Justicia en primera y segunda instancia. De igual manera, la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires rechazó el recurso de inaplicabilidad de la Ley interpuesto por Farmacity. Frente a esto, la empresa presentó un recurso extraordinario federal ante la Corte Suprema de la Nación. Dicho recurso está pendiente de resolución.
Con este panorama, el HCD de Chascomús aseguró: “Que la Ley 10.606 es una norma de neto corte sanitarista, que concibe a la farmacia como un servicio público y no como un comercio. Que en defensa de la Ley, cabe destacar la resolución que en 2013 dictó el Ministerio de Salud de la Nación que profundizó el marco legal estableciendo que las farmacias sólo pueden dedicarse a la venta de recetas preparadas, dispensa de drogas, medicamentos, cualquier sea su condición de expendio, productos destinados a la higiene personal. Que la farmacia es un Centro de Salud destinado a la dispensa y servicio asistencial en cuanto a la prevención y educación sanitaria”.
Por ende, en su Proyecto de Resolución, los concejales opinaron “que se está poniendo en discusión la aplicación de la Ley 10.606”, para seguidamente resaltar “que desde el Colegio profesional entienden que las leyes debatidas y aprobadas por consenso democrático en la Legislatura bonaerense, y de probada efectividad en la práctica, no deben ser vulneradas por intereses personales y exclusivamente comerciales”.
Por su parte, Luis Ferrari, presidente de la Filial Chascomús del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires sostuvo: “Lo que buscamos no es frenar el ingreso a Farmacity a la provincia, sino que lo haga respetando la Ley 10.606, que regula la instalación de farmacias desde 1987, basada en la idea de que la farmacia es un servicio público y no un comercio. Debido a que Mario Quintana, ex presidente de Farmacity, ocupa un lugar de poder en el gobierno actual, podría aumentar su poder de lobby y presión sobre la justicia para que Farmacity entre en la provincia con sus propias reglas. Por eso estamos muy preocupados y agradecemos al Concejo Deliberante por su apoyo unánime”.

Justamente, el HCD de Chascomús “comparte la preocupación del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, delegación Chascomús, y reclama la estricta sujeción de los actores involucrados en la prestación de los servicios farmacéuticos a los términos de la Ley 10.606”, mientras que además, en sus artículos del Proyecto de Resolución, reivindica “a los medicamentos como bien social”, y solicita que se lo comuniquen, entre otros, “a la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

Vale destacar que firmaron el Proyecto de Resolución todos los concejales de Chascomús: Osvaldo Casalins (presidente; UCR en Cambiemos); Ramiro Ferrante (Cambiemos Chascomús); Soledad Nivio (Cambiemos Chascomús); Juan Ignacio López (UCR en Cambiemos); Claudia Pérez Casal (UCR en Cambiemos); Lorenza Márquez (UCR en Cambiemos); Ramiro Canggianelli (UxCH); María Fernanda Coronel (UxCH); Nélida Rita Giusti (UxCH); Pablo Francese (UxCH); Cecilia Machado (FR-UNA); Héctor Larramendy (Unidad Ciudadana –PJ); Ana Julia Francese (Unidad Ciudadana – PJ); Gabriel Alberto Macchi (Unidad Ciudadana –PJ); Valeria Machín (Unidad Ciudadana –PJ), y Alfredo Asteasuain (Unidad Ciudadana –PJ).

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*